(un)filmed
Leave a Comment

Inherent Vice

Confusa, graciosa, inexplicable, paranoica y diferente son algunas palabras que describen la nueva película de Paul Thomas Anderson “Inherent Vice”. Basada en la novela del mismo nombre de Thomas Pynchon y nominada al Oscar por mejor guión adaptado. El mismo Anderson la describe como caer en el “rabbit hole” de “Alice in Wonderland”.

Todo empieza con la visita de Shasta (Katherine Waterston) a Larry ‘Doc’ Sportello (Joaquin Phoenix). Su antigua novia le pide a Doc ayuda por que su amante Mickey Wolfmann podría ser institucionalizado por su esposa y el amante de ella para quedarse con su fortuna. Este es el inicio de una trama tan enmarañada, que el espectador tiene dos opciones: perderse o tratar de no hacerlo. Este era uno de los objetivos del director, sumergirte en una historia tan inverosímil que podría ser probable. Incluso un reflejo de la realidad que incluye Pynchon es la historia de la confabulación entre el gobierno y un cartel de drogas asiático. Ya que en los 70s la CIA contrabandeaba droga de Asia.

La historia es encabezada por Doc, un detective privado que recibe a sus clientes en un consultorio a veces jugando con el gas o fumando marihuana. Como cualquier detective hace anotaciones en el momento sobre detalles del caso pero a veces sus hábitos no le dejan prestar tanta atención o se cuestiona si lo que sucede está pasando en realidad. Su libreta tiene anotaciones como “something spanish” o “not a hallucination”.

Como espectador tratas de seguir la trama y entender lo que sucede para que al final todo se conecte. No en “Inherent Vice” dónde la experiencia paranoica de conspiración es el principal motivo para tratar de entender lo que está pasando. No es para todo público pero todos deberían darle una oportunidad de ver un homenaje a la California de los 70s.

Paul Thomas Anderson comentó que una de las razones por las que el trabajo de Pynchon le atrae es “something that’s prevalent in all his books; that outlandish spirit, the humor, the nostalgia –that kind of sweet, dripping aching for the past”. Algo que Anderson plasmó perfectamente en una novela tan complicada para adaptar. Para aquellos que no la entendieron del todo, Anderson la simplifica “it’s a story about a guy looking for his ex-old lady”.

Advertisements

¿Qué opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s